ACAPULCO, Gro., 23 de julio de 2020.- El regidor porteño por Morena, Andrés Alain Rodríguez Serrano negó las acusaciones hechas por policías municipales, de haberse pasado semáforos en alto en estado de ebriedad y dijo que los señalamientos en su contra se deben a que no quiso darles “la clásica mordida”.

Alain Rodríguez acudió este jueves al Ministerio Público del fraccionamiento Costa Azul para denunciar a quienes resulten responsables por la distribución de unos videos grabados la noche del miércoles en donde los agentes lo acusan de pasarse cuatro semáforos en rojo, comportamiento agresivo y alcoholizado.

En declaraciones explicó que él, su esposa y un acompañante salieron de un velorio cuando fueron interceptados por los policías, a quienes acusa de haberlo encañonado, con el argumento de que se había pasado los altos.

El regidor argumentó que los semáforos de la zona en la que transitaba no servían, pero asumió la responsabilidad y pidió que se le diera la infracción.

Afirmó que los agentes le pidieron dinero, situación a la que él se negó. Dijo que posteriormente, se identificó como regidor del cabildo de Acapulco, por lo que la actitud de los municipales cambió y empezaron a grabarlo a él y a su esposa, situación que no le pareció.

Andrés Alain, quien es cercano al delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, justificó que la viralización del video en el que se le acusa de manejar ebrio, es parte de un golpeteo político y mediático en contra de su persona y su equipo de trabajo, además para dañar la imagen de Sandoval Ballesteros.

Solicitó que la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Pública actué en contra del policía o los policías que lo evidenciaron, no por grabarlo, si no por haber difundido el video en redes sociales.