ACAPULCO, GRO., 28 de diciembre de 2019.- Luego de recibir llamadas de alerta que señalaban actividad delincuencial en el poblado El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo, efectivos de la Policía Estatal, en coordinación con la Policía Federal, Guardia Nacional y Ejército, realizaron recorridos por aire y tierra en la zona, encontrando rastros de detonaciones de armas de fuego.

Se informó en un comunicado que derivado de esta acción policial, en el municipio de Leonardo Bravo se logró la detención de cuatro probables responsables de esos hechos, que serán puestos a disposición de la autoridad correspondiente.

Al regresar a la base de operaciones, las corporaciones policiales y militares de la operación realizada en Leonardo Bravo, al filo de las 19:00 horas de este sábado, un grupo de civiles bloqueó el paso de los 180 agentes, en el acceso a la cabecera municipal de Chichihualco, tratando de impedirles el paso.

Los civiles, en voz de su líder, el director del Centro Morelos, Manuel Olivares Hernández, indicaron que les abrirían el paso a las autoridades policiacas y militares, siempre y cuando el secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno federal, Alfonso Durazo Montaño, se hiciera presente en el lugar.

Tras dialogar con los civiles, encabezados por Olivares Hernández, los agentes lograron continuar con su recorrido y posteriormente a la salida de Chichihualco, se registró otro bloqueo con maquinaria pesada y un camión tipo volteo, el cual lograron pasar después de 40 minutos.

Pero al pasar ese punto, el convoy encontró instalados sobre la carpeta asfáltica artefactos para ponchar llantas, lo que ha dificultado la llegada de los militares y policías a Chilpancingo.

No se reportaron efectivos retenidos y continúan su trayecto a Chilpancingo; las operaciones continuarán de manera permanente en la zona.

Según el comunicado, el dispositivo realizado en el municipio de Leonardo Bravo este sábado se apegó a los protocolos de seguridad y protección a los derechos humanos.