ACAPULCO, Gro., 27 de julio de 2021.- La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho reconoció la labor política y humana de su compañero priísta, René Juárez Cisneros y expresó su solidaridad con su esposa e hijos.

Durante su intervención en el homenaje luctuoso del también ex gobernador de Guerrero, Sauri Riancho enfatizó que hablar de la vida de René Juárez “da esperanza a quienes creemos en política como una vía para transformar la realidad injusta que nos rodea”, ya que nada le fue fácil.

Resaltó que la enseñanza que dejó fue que la política sirve para servir y que nunca hay que perder las raíces sino hacerlas más fuertes, además de que las causas de los más débiles, son las más importantes.

“Que el respeto a la diferencia y a la diversidad son base para ejercer derechos, que el acuerdo y la conciliación propician solucionar los problemas, no los profundizan, que negociar no es un verbo perverso sino útil cuando se mantienen los principios”, abundó.

Resaltó que el diputado federal, quien perdió la batalla contra el Covid 19 y sus secuelas, era lo contrario del grupo de mayor riesgo de sucumbir ante dicha enfermedad, ya que era un deportista y corredor de maratones.  

“Cuando se usa la expresión cuna humilde, generalmente se describe a una infancia rodeada de desventaja y de pobreza, puedo imaginarme a unos niños vendedores que corren por las playas de Acapulco ofreciendo sus mercancías, como un futuro presidente municipal, porque René Juárez lo logró”, aseveró.

Dijo que en la actual Legislatura ha dominado la idea de René Juárez de impulsar de manera permanente la construcción de acuerdos, sobre todo cuando de reformas constitucionales se trata. Y aseguró que condujo al grupo parlamentario del PRI con respeto y firmeza.