ZIHUATANEJO, Gro., 9 de abril de 2019.- El presidente de la Cooperativa Pesquera Corsarios, Gregorio Bustos Ayvar dijo que la poca producción de pescado va a desencadenar escasez durante el periodo vacacional de Semana Santa, cuando la demanda de productos marinos se triplica por la llegada de turismo y por el alto consumo de los fieles católicos que en esas fechas no consumen carnes rojas.

Bustos Ayvar informó que todavía no se ha dado el cambio de temperatura en el agua marina, lo que en esta época del año propicia la llegada de especies de escama y de invertebrados como el pulpo. Por tal motivo, la captura se ha mantenido como mínima y sólo ha servido para abastecer al mercado local.

Al respecto, pescadores de la playa Principal externaron que de seguir esta situación, no habrá suficiente oferta para satisfacer la demanda en Semana Santa, cuando más se consumen las diferentes variedades de pescado y productos de concha como el ostión.

Aclararon que la misma escasez es la causante del incremento al precio del producto, llegando a presentar un aumento de hasta el 70 por ciento en algunas especies de pescado. El pez vela cuesta 250 pesos el kilo, el guachinango 200 pesos y el pargo en 180 pesos. Los más caros son el dorado y marlín con un costo de 350 y 300 pesos, respectivamente.

En un recorrido realizado en el punto de venta de pescado de playa Principal, se constató que el producto se vende por completo al mediodía. El guachinango, pargo, jurel y sierra, son de las variedades más solicitadas.

En esta Semana Santa se espera la llegada de miles de visitantes provenientes del bajío y del centro del país, que vienen a disfrutar de las playas de este destino.