CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre de 2018.- La falta de un diagnóstico adecuado y omisiones en el tratamiento oportuno a una persona recién nacida derivaron en su muerte, cuya responsabilidad se atribuye a seis médicos del Hospital General de Zona 197, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Texcoco, Estado de México.

Por estos hechos, ocurridos en enero de 2016, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación 71/2018, dirigida al director general de dicho Instituto, Germán Martínez Cázares.

La información completa aquí.