ACAPULCO, Gro. La Jornada reporta que, al igual que en la Plaza Politécnica, las obras de remodelación del acceso a la playa de la glorieta de la Diana, conocida como la del Morro, provocan mala imagen a los visitantes, quienes además deben soportar olores fétidos, producto del canal de desagüe que desciende de la colonia Garita principalmente, entre otras de las partes altas del puerto, por donde fluye de forma permanente un riachuelo de residuos líquidos oscuros.

 

En el sitio, luce una gran cantidad de agua negra acumulada, mientras que trabajadores, durante la mañana abrían un canal para dar fluidez al agua residual con destino al mar.

 

La playa El Morro es una de las más visitadas de Acapulco, por encontrarse a unos metros de la glorieta de la Diana, en el centro de la zona Dorada. Sin embargo, los paseantes no reciben ningún aviso o señal de que en el lugar se está realizando una obra, debido a lo cual, el acceso es obstaculizado por un muro de casi dos metros de alto construido de madera.

 

Una vez que arriban a la playa, son recibidos por una especie de laguna negra, para la cual se requiere utilizar un puente de madera.

 

Leer más en La Jornada