CIUDAD DE MÉXICO, 1 de noviembre de 2019.- Tras realizar una auditoría al método de cómo se obtienen los datos para medir la incidencia delictiva en el país, se encontraron escenarios de “simulación y deficiencias”, advirtió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia matutina, el mandatario señaló que buscará lograr un acuerdo con las entidades federativas para homologar nuevos criterios con las Fiscalías que permitan generar datos “creíbles y ciertos” sobre el comportamiento de los delitos en el país.

“No se estaban reportando todos los delitos, entonces primero debemos llegar a un acuerdo con los gobernadores”, refirió al anunciar que se buscará implementar una nueva metodología en la cifras que se reportan al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

López Obrador consideró que las actuales cifras de incidencia delictiva están “simuladas y maquilladas”.

Les amarran manos a los ediles

El secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo anunció que para dotar de mayores recursos al fortalecimiento de las policías municipales se aprobó un incremento en el Fondo de Aportaciones pare el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) que estipula destinar a las corporaciones hasta un 50 por ciento de los estipulado en el rubro de seguridad.

De acuerdo con observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, algunos ediles aprovechaban la laxidad en la disposición del recurso para financiar graduaciones estudiantiles, justificando que se trataba acciones prevención de delitos.

Durazo señaló que en la nuevas reglas de operación del Fortamun se acota que los recursos para seguridad deben ser empleados exclusivamente para el mejoramiento policial.  

La nota aquí.