CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2016.- Senadores de la República discutieron, desde sus trincheras, la versión divulgada por el diario británico The Guardian sobre el posible conflicto de interés de la señora Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, sobre un departamento en Miami. Mientras que senadores del PRI rechazaron la versión, legisladores de izquierda afirmaron que la revelación periodística daña la autoridad política y ética de la Presidencia de la República.

El vicecoordinador de la bancada del tricolor, Miguel Romo Medina, dijo que “la Presidencia de la República fue muy clara (el martes, al afirmar que) no hay ningún vínculo de la señora Rivera con el departamento propiedad del Grupo Pierdant.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, senador Enrique Burgos García, comentó que “no hay un sistema que pueda acreditar que eso sea real”, y la Presidencia de la República lo desmintió.

La nota en Quadratín México.