ACAPULCO, Gro., 7 de febrero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reveló que un grupo de trabajadores de preparatorias populares exigió dinero para evitar el bloqueo que hicieron en la Autopista del Sol el jueves y que fue replegado por policías estatales.

“No se les va a entregar el dinero para que se lo repartan porque no hay reglas de transparencia. Se fueron a la Autopista y la Autopista es prioridad para nosotros y para el gobierno federal”, declaró.

En entrevista durante su visita al Instituto Estatal de Cancerología (Iecan) este viernes, dijo que quien bloquea la Autopista incurre en un delito federal y negó que los manifestantes hayan sido golpeados en el desalojo de la vía.

“Nadie en su sano juicio puede entregar dinero para que se lo repartan. Es una observación inmediata de la Auditoría Superior de la Federación”, añadió.

Asimismo, el mandatario justificó el desalojo de trabajadores que tenían tomadas las oficinas de la Secretaría de Salud estatal, pues las exigencias de pago de vacunadores y médicos ya se estaban discutiendo.