ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2019.- La serie de eventos, competiciones deportivas, congresos, convenciones, el arribo de cruceros, los cuales generan movimiento económico y empleo, así como la llegada de miles de turistas vía aérea y marítima, fueron temas abordados durante la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz que presidió el gobernador Héctor Astudillo Flores, donde además se revisó el esquema de vigilancia en este puerto y se dio seguimiento a otros puntos relacionados con la seguridad en la entidad.

Reunidos en las instalaciones de la Novena Región Militar, el Ejecutivo estatal, junto con el general, Juan Manuel Rico Gámez, comandante de esta zona castrences, el almirante Francisco Limas López, el comandante de la Octava Región Naval, el comandante de la 35 Zona Militar, Francisco Terán Valle, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo y el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos, vieron todo lo relativo a operativos de vigilancia en los diversos sectores turísticos de Acapulco y colonias aledañas.

A través de un comunicado informaron que se revisó despliega de agentes castrences  y policiales en el perímetro del Aeropuerto Internacional Juan N. Álvarez y en la Terminal Marítima del puerto, para dar certidumbre por la llegada de miles de turistas por estas dos vías.

Los integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, analizaron los distintos hechos delictivos registrados en las diferentes regiones del estado, así como las estrategias para encontrar rutas de solución.

Otro tema fue el registro de homicidios dolosos en Guerrero, en el que se destacó que después de varios años de haber encabezado la entidad el primer lugar nacional, ahora se encuentra en el sexto sitio en este rubro, esto debido a la suma y la coordinación de esfuerzos entre las instituciones.

En esta reunión estuvieron también el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, el delegado federal de Programas Sociales en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, el delegado de la Fiscalía General de la República, Fernando García Fernández, el vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, entre otros funcionarios y mandos militares.