ATOYAC, Gro. 2 de diciembre de 2014.- La primera dama del estado de Guerrero, Rosa Icela Ojeda Rivera, decidió unirse a la conmemoración por el 40 aniversario luctuoso de Lucio Cabañas al montar una guardia de honor con 15 simpatizantes en el monumento que honra la memoria del guerrillero en el municipio de Atoyac de Álvarez.

 

Conforme a la edición digital de Novedades Acapulco, la también esposa del gobernador interino, Rogelio Ortega Martínez, trajo consigo una ofrenda floral con la que celebró “a un gran hombre que se llamó Lucio Cabañas, quien dio su vida por el pueblo y fue un ejemplo para muchos”. Ahí mismo, Icela Ojeda hizo un llamado a la federación para que de manera urgente aplique acciones y programas que permitan detonar el desarrollo económico y social de la región de la Costa Grande de la entidad.

 

Y es que este 2 de diciembre se cumplieron 40 años de la muerte del maestro normalista que encabezó la guerrilla durante la década de los setenta contra la denominada “guerra sucia” (considerada como un conjunto de medidas de represión militar y política encaminadas a disolver a los movimientos de oposición política y armada contra el Estado mexicano), por lo que fue erigido un obelisco en memoria del comandante en la Plaza Morelos.

 

No es la primera vez que Icela Ojeda intenta simpatizar con las causas sociales. Fue el pasado jueves 27 de noviembre, cuando un grupo de maestros, normalistas, encapuchados y miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) asaltaron Casa Guerrero, que la señora decidió celebrar un mitín pacífico y aplacar los ánimos indignados.

 

Investida con un escudo del estado de Guerrero, una bandera nacional y resguardada por cinco secretarios, la primera dama guerrerense dio la bienvenida al contingente de mil 500 indignados cuando estos se aproximaban a la oficina principal del gobierno (y recién transformada en espacio para actividades culturales).

 

“Este inmueble es la casa del pueblo. No hay razón para que no puedan entrar los maestros y estudiantes. Hagan de él lo que gusten hacer, es parte del patrimonio del pueblo y pueden disponer de él”, anunció Isela Ojeda de Ortega, a lo que los cetegistas vandalizaron completamente el inmueble sin que se produjeran detenciones.

 

Leer más en Novedades de Acapulco