MORELIA, Mich., 23 de agosto de 2016.- Más que cortar cabezas, el gobierno revisará e investigará la participación de personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en los sucesos de Tanhuato, ocurridos en 2015 en el rancho del sol donde perdieron la vida 42 civiles en enfrentamientos con agentes de la Policía Federal.

Así lo estableció el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, quien señaló que las recientes recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) serán acatadas en toda su amplitud para dar respuesta a dichos requerimientos.

Sigue la nota en Quadratín Michoacán.