CIUDAD DE MÉXICO, 30 de mayo de 2019.- Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó que el 10 de junio impondrá un arancel del 5 por ciento a todos los bienes que entran a su país desde México y la tarifa aumentará gradualmente hasta que se solucione el problema de la inmigración ilegal, el mandatario Andrés Manuel López Obrador respondió que no quiere confrontación.

“Los pueblos y las naciones, que representamos merecen que, ante cualquier conflicto en nuestras relaciones, por graves que sean, se recurra al diálogo y actuemos con prudencia y responsabilidad”, indicó en una carta el Presidente.

Señaló al Trump que los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas correctivas. ¿Cómo convertir de la noche a la mañana al país de la fraternidad para con los migrantes del mundo en un gueto, en un espacio cerrado, donde se estigmatiza, se maltrata, se persigue, se expulsa y se le cancela el derecho a la justicia a quienes buscan con esfuerzo y trabajo vivir libres de miseria? La Estatua de la Libertad no es un símbolo vacio.

La nota aquí.