CHILPANCINGO, Gro. 28 de diciembre de 2014.- Tal y como reseña Milenio en su edición digital, el Centro Católico Multimedial (CCM) informó que se denunciaron mil 520 intentos de extorsión (en las modalidades de llamadas telefónicas y avisos verbales) contra representantes de la Iglesia Católica, ello con la intención de amedrentar a religiosos que se pronuncian en contra de “poderes criminales”.

 

Las amenazas de muerte contra sacerdotes, señaló el CCM, “continuaron al alza y las entidades más afectadas por amenazas son: Guerrero, Morelos, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Distrito Federal y Chihuahua”, donde se registró un incremento del 4% en el proceso de amago contra autoridades sacerdotales.

 

El marco del asesinato del padre Gregorio López Gorotiesta de Cuidad Altamirano por un comando armado, el reporte del CCM titulado “El Riesgo de la Vida Religiosa en México” se enlista que todo un cúmulo de autoridades episcopales podrían ser las siguiente en unirse a su hermano de Guerrero.

 

Guerrero
José Damián Hernández Veloz, párroco de Villa Nicolás, Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero, amenazado de muerte por su trabajo en favor de las comunidades desprotegidas de la región, por el abastecimiento de despensas y por evitar secuestros, extorsión, saqueos y robo de jóvenes para involucrarlos en el crimen organizado.

 

Michoacán
Los sacerdotes Salvador M. González y Gregorio López, párroco y ex párroco de la catedral de Apatzingán, por denunciar a los grupos denominados autodefensas y a otros cabecillas de la región.

Padre Jorge Armando Vázquez, párroco de San Rafael de las Cruces, recibe amenazas por haber denunciado allanamiento de templo por parte de elementos de la Marina y de agentes del Ministerio Público de Michoacán.

Miguel Patiño Velázquez, obispo de Apatzingán, por ser defensor de familias michoacanas que han sido golpeadas por las acciones de narcotraficantes de Tierra Caliente.

 

Oaxaca
Alejandro Solalinde Guerra, sacerdote amenazado de muerte como consecuencia de su trabajo en defensa de los derechos de migrantes, en el albergue de Ixtepec.

 

Veracruz
Juan Cornelio Pineda, religioso de la congregación María de la Torre, en la zona norte de Xalapa, Veracruz, amenazado de muerte por sus captores que no pudieron concluir el secuestro exprés en su contra.

 

Leer más en Milenio