CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero de 2018.- Las promesas de la presente administración se han vuelto una amarga pesadilla cuando desde 2017, la inestabilidad de determinados sectores económicos ha provocado un alza inflacionaria como no se había visto desde el año 2000, el año de la alternancia política.

Así lo condenó la Arquidiócesis de México, quien a través de su editorial dominical titulada Ya no alcanza para comer, resaltó que el actual gobierno prometió a los mexicanos una mejoría en su calidad de vida y dinero suficiente en los bolsillos para satisfacer las necesidades básicas de desarrollo, tanto personales como familiares.

“Desde las cantadas reformas estructurales en diversos rubros de la economía, se garantizó la baja paulatina en los precios de los energéticos para beneficio de todos, sin excepción. Pero las promesas se han vuelto una amarga pesadilla cuando desde 2017, la inestabilidad de determinados sectores económicos ha provocado un alza inflacionaria como no se había visto desde el año 2000, el año de la alternancia política”, señaló.

La nota en Quadratín México.