ZIHUATANEJO, Gro., 30 de noviembre de 2013.-  El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, visitó ayer Zihuatanejo y se comprometió a regularizar los 29 asentamientos irregulares que hay en la cabecera municipal, en donde habitan cerca de cinco mil familias.
Durante la gira de trabajo, el gobernador acordó con el alcalde de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros, que en breve varios funcionares federales y estatales visitarán el municipio para acelerar el proceso de regularización de asentamientos humanos.
El Ejecutivo estatal se comprometió a pactar reuniones de trabajo entre el alcalde de Zihuatanejo y los funcionarios de la Comisión para la Regulación de la Tenencia de la Tierra (CORETT), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Instituto de Vivienda y Suelo Urbano (Invisur).
“Soy el más interesado en que le metamos todo el acelerador a la regularización de la tenencia de la tierra de estas 23 colonias que se encuentran irregulares”, espresó Aguirre Rivero.
Sin embargo, el gobernador no detalló la estrategia de regularización ni puntualizó sobre la necesidad de reubicación, ya que los 23 asentamientos humanos se localizan en zonas de alto riesgo.