IGUALA, Gro., 25 de mayo de 2018.- Sin la presencia de la candidata a senadora por Guerrero Nestora Salgado, el candidato de Morena a la Presidencia de la república Andrés Manuel López Obrador se comprometió en Iguala ante los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, que habrá justicia en el caso en cuanto llegue al poder.

López Obrador ofreció que en su gobierno habrá una Comisión de la Verdad en la que participarán la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para que tengan supervisión todas las averiguaciones que haga la Procuraduría General de la República (PGR). Asimismo se comprometió a regresar a Iguala cuando sea presidente de la República y entregar por escrito los compromisos para que este municipio tenga un mejor desarrollo.

Convocó a los aproximadamente 10 mil asistentes a votar “como una sugerencia” por los candidatos de Morena y mencionó a los candidatos al Senado Félix Salgado y Nestora Salgado, a esta última, a quien reabrieron juicios por diversos cargos.

Petistas, encabezados por el candidato a la alcaldía por este partido, Mauricio González Razo, y la candidata a la diputación local por el distrito 23, Ave María Martínez, se inconformaron porque no permitieron que subieran al templete sus candidatos, a pesar de que había un acuerdo de que subirían.

Acusaron a gente del candidato a la alcaldía por Morena, Antonio Jaimes Herrera de haberles impedido el acceso al templete, a pesar de contar con las acreditaciones correspondientes. Ave María Martínez y Mauricio González expresaron que continuarán trabajando para el proyecto de López Obrador.

Desde las 9 de la mañana comenzaron a llegar los primeros simpatizantes del candidato presidencial a la Plaza de Las Tres Garantías. Cercanas al templete se colocaron sillas en las que se instalaron durante la mañana, prioritariamente, personas de la tercera edad. En el resto de la plaza no había sillas y tampoco lonas.

Entre las 11 y 11:30 de la mañana se esperaba el arribo del tres veces aspirante a la Presidencia de la República, sin embargo fue hasta las 12 del día que se informó que venía retrasado debido a un accidente que se dio en la carretera, entre Ciudad de México y Cuernavaca. Aún así, la gente no se movió, salvo para comprar algo para beber o comer, pese a que entrar y salir de la plaza era muy complicado.

Desde las 10 de la mañana hubo participaciones de grupos artísticos o solistas, que hicieron menos pesada la espera a pesar de la fuerza del sol que era mitigada con sombrillas, sombreros, periódicos, abanicos promocionales de Andrés Manuel y gorras con las siglas de Morena que se ofertaban entre la gente.

La conductora conminaba a los responsables de la distribución de agua a que la hicieran llegar a las personas en sus lugares, sobre todo a niños y personas de la tercera edad. Aun así, poco antes de que llegara López Obrador, una mujer se desmayó y fue atendida por el candidato a la alcaldía, Antonio Jaimes Herrera, quien en ese momento daba su discurso para darle la bienvenida a López Obrador, quien ya se encontraba sobre Bandera Nacional y la explanada.

“Vamos muy bien. Según las encuestas estamos cerca de 30 puntos arriba y aún faltan 36 días”, expresó López Obrador y se dijo seguro de su triunfo el 1 de julio. No obstante, llamó a cuidar el proceso y las urnas, “porque ya sabemos cómo se las gastan”.

También señaló que no basta con ganar la Presidencia de la República y explicó que es necesario ganar las dos cámaras, la de diputados y la de senadores, ante lo cual pidió el voto parejo para todos los candidatos de Morena. “No importa el nombre del partido, Morena, PT o PES, lo que interesa es que ese voto es para la transformación de nuestro país”, apuntó.

López Obrador llamo a los asistentes a no permitir la compra del voto. “Porque este es el truco que tienen bien ensayado estos corruptos, empobrecen al pueblo y cuando hay elecciones reparten dinero, compran los votos en 500 pesos, mil pesos. Eso que dan es para hoy y hambre para mañana. El pueblo ya no está para migajas, el pueblo lo que necesita es justicia”, expuso.

Insistió en sus propuestas, sobre todo las relacionadas con la educación y la inserción laboral de los jóvenes, de la entrega de becas a todos los que estén estudiando la preparatoria y la licenciatura. Habló de la necesidad de fortalecer el campo y de producir lo que el país consume. Señaló que las reformas estructurales se van a echar abajo, y en el caso de la educativa indicó que se harán los trabajos necesarios, con maestros, padres de familia y pedagogos para crear una reforma que realmente tenga impacto sin afectar los derechos laborales de los maestros.

Una madre de uno de los normalistas desaparecidos el 27 de septiembre de 2014, tomó la palabra y se dirigió al candidato de Morena. Indicó que los padres de familia, en asamblea, acordaron encontrarse con todos los candidatos para conocer su opinión sobre este problema.

Señaló que este sábado se cumplen 44 meses de la desaparición forzada de sus hijos y que no han tenido respuesta por parte del gobierno federal, “Solo se ha burlado de nosotros”, reprochó.

“Queremos decirle a usted que cuando llegue a la Presidencia que no olvide el caso de Ayotzinapa. Porque este caso es mundial y lo que nosotros queremos es la verdad y justicia”, añadió.

Un padre de los normalistas señaló que no sólo sufren 43 familias, sino que son muchas más “por culpa de este gobierno mentiroso, por eso queremos saber qué piensa del caso de Ayotzinapa”.

López Obrador sostuvo que suman 230 mil homicidios en los periodos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, y dijo que oficialmente son 36 mil desaparecidos “y víctimas de la violencia, como ustedes, familiares, más de un millón”.

“No han querido entender los actuales gobernantes que la forma más humana y más eficaz de enfrentar el problema de la seguridad y la violencia es combatiendo la pobreza”, insistió.