CHILAPA, Gro., 29 de noviembre de 2019.- Trabajadores del hospital de Chilapa protestaron durante la visita del secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, y del director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, al hospital regional, para demandar más personal y equipamiento médico.

Un grupo de 20 personas arribaron para buscar dialogar con los funcionarios federales y el gobernador Héctor Astudillo Flores, quienes se encuentran en reunión a puerta cerrada en una oficina del inmueble en construcción.

Como no se les permitió pasar a la junta, los trabajadores se molestaron y optaron por manifestarse afuera.

Uno de los empleados, Carlos Morales, dijo que de nada sirve el nuevo hospital si no cuenta con personal especializado para recibir a pacientes que provienen de los municipios de Chilapa, Ahuacuotzingo, Zitlala y José Joaquín de Herrera.

Indicó que actualmente en Chilapa se atiende a unas 45 mil 521 familias tan sólo del Seguro Popular y a diario, en promedio se recibe de 45 a 50 pacientes en urgencias, donde sólo hay un médico.

Los trabajadores también acusaron a la Secretaría de Salud del gobierno estatal de mandarles equipo, como sillas y camillas, en malas condiciones, además de medicamento inservible.