ACAPULCO, Gro., 29 de noviembre 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo atribuyó la suspensión de servicio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) “a que hay muchas manos negras metidas” que buscan desestabilizar su gobierno.

En declaraciones antes de asistir a la conferencia Prácticas Restaurativas para la Transformación Constructiva de los Conflictos y la Construcción de Paz, Adela Román dijo que al cortarle la electricidad a la paramunicipal, la CFE violó la decisión de un juez federal.

Sostuvo que su administración ser amparó, pero no para no pagarle a la CFE, sino para que no les corten la luz por falta de liquidez. Señaló que la acción de la empresa nacional es indignante, pues recientemente se reunió con el director general de la CFE, Manuel Bartlett, quien le aseguró que esto no volvería a suceder.

“Puede ser de índole político (el corte de luz). Aquí no hay ignorancia, aquí hay perversidad”, expresó Román Ocampo, y puntualizó que va a investigar, “por dónde vino todo esto, quien dio la orden”.

Agregó que “quienes conocen la ley no pueden violentar una decisión de un juez federal y lo hicieron”.