ATOYAC, Gro., 21 de febrero de 2019.- Con pancartas en mano, maestros, alumnos y padres de familia de la preparatoria popular El Quemado, ubicada en la parte baja de la Sierra, protestaron para denunciar que el recorte presupuestal a las prepas populares afecta a los estudiantes y propusieron hacer un frente para luchar por el derecho a una buena educación.

Pidieron la intervención de la rectoría de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) para que tome cartas en el asunto y amagaron con iniciar un plan de acción como bloqueos en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo.

La movilización es respaldada por los comisarios municipales de las comunidades de El Quemado y Cerro Prieto y por el Comité de Padres de Familia.

En una de las pancartas se leía: “no más a la reducción del subsidio, queremos progreso, no retroceso”.

La comisaria Rosario Arizmendi Martínez invitó a luchar y exhortó a los padres a exigir el presupuesto, “porque este recorte afecta principalmente a nuestros hijos en la comunidad”.

Por su parte, la alumna Itzel Rosales Jiménez dijo que el gobierno del estado, la Cámara de Diputados y la Uagro pretenden recortar el presupuesto anual de la escuela, tomando solamente criterios burocráticos que no cumplen con los lineamientos del sistema educativo oficial.

Indicó que el recurso asignado a la preparatoria para 2019, lejos de aumentar, disminuye, lo que afecta las actividades académicas. “Con la intención de que se siga cobrando a los padres de familia para resolver nuestras necesidades, contraviene a las recomendaciones de Andrés Manuel López Obrador de cero cuotas, y es un atentado en contra del principio de la gratuidad de la enseñanza, que tantas vidas costó en la Revolución Mexicana”, denunció.