ACAPULCO, Gro., 8 de mayo de 2015.- Nuevamente familiares de internos del Centro de Readaptación Social (Cereso) se manifestaron afuera del centro penitenciario.

 

Cerca de 300 personas, entre comerciantes, transportistas y familiares de los internos, exigen el traslado de seis internos a otro penal y la salida del director Mario Alfredo Flores Tapia.

 

El lugar ya es resguardado por alrededor de 60 policías antimotines.

 

El pasado 27 y 29 de abril se manifestaron proclamando las misma demandas, sólo que en aquella ocasión quemaron llantas y se enfrentaron a pedradas con policías.