CHILPANCINGO, Gro., 30 de enero de 2017.- Padres de familia de la escuela primaria Partido Revolucionario Institucional, en la capital, protestaron en contra de los maestros faltistas de esa institución y a favor del nuevo director, quien impuso una serie de acciones para que los niños ya no pierdan clases.

Los manifestantes llegaron a las 8:00 horas y con lonas y carteles que colgaran en la fachada del edificio, denunciaron que los profesores del plantel faltan a trabajar y quieren seguir suspendiendo clases.

Dijeron que ante esto, el nuevo director Policarpo Ramírez García, quien lleva apenas ocho días en el cargo, ya comenzó a cambiar las “malas costumbres” de los docentes, por lo que estos pidieron a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) que sea destituido.

Los padres de familia explicaron que no permitirán la salida de Ramírez García ni que los niños sigan perdiendo clases, por lo que exigieron a la SEG que evalúe los ocho días del director, que llegó “con mano dura”, así como el desempeño de los maestros a los que calificaron como “faltantes”.