CHILPANCINGO, Gro., 26 de marzo de 2020.- Trabajadores del transporte público de la capital protestaron afuera del Palacio de Gobierno para exigir al gobernador, Héctor Astudillo Flores, que les brinde apoyo económico debido a que los concesionarios no aceptan bajar la tarifa de ingreso diario que recaudan, pese al poco pasaje por la contingencia del Covid 19.

Alrededor de las 11:00 horas, un grupo de más de 50 transportistas, taxis camionetas mixtas y Urvans de ruta, se apostaron afuera del Palacio e hicieron pintas en los medallones de los vehículos con la consigna “apoyo directo al chofer”.

Los transportistas denunciaron que los concesionarios no se solidarizan ante la alerta sanitaria por el coronavirus y a pesar de que desde la semana pasada las ganancias del pasaje disminuyeron, los dueños continúan pidiendo la misma cuota de 600 a mil pesos.

Indicaron desde que inició la contingencia no logran completar para la cuenta y tampoco pueden llevar sustente a sus hogares.