CHILPANCINGO, Gro., 26 de marzo de 2020.- Integrantes del grupo empresarial Chilpo, de la capital consideraron que la pandemia del Covid 19 provocará una crisis económica por las bajas ventas y dejará sin empleo a decenas de personas y en consecuencia, aumentará la criminalidad en el estado.

En conferencia de prensa esta mañana en Chilpancingo, los integrantes Adrián Alarcón, Ríos, German Téllez Santos, Gabriela Vielma Camacho y Apolinar Segueta Dorantes, dieron su postura sobre la contingencia.

Adrián Alarcón Ríos afirmó que la suspensión de actividades que ha declarado el gobierno estal y municipal por el coronavirus provocó a baja de ventas en los negocios hasta en un 50 por ciento y el sector de la construcción se ha visto afectada hasta en un 40 por ciento.

Aseguró que los negocios de Chilpancingo calculan poder pagar a sus empleados hasta un mes sin que trabajen, pero si la contingencia se prolonga, podría haber recorte de trabajadores y cierre de negocios.

German Téllez Santos dijo que las cifras que dio a conocer el gobierno federal y estatal acerca del Covid 19 son dudosas porque no son claros ni precisos, “y pareciera que lo que quieren es que prevalezca el pánico. A todas las autoridades, federal, estatal y municipal, hacemos un llamado a que sean muy claros en lo que estén informando y de ser así caminaremos con ellos codo a codo”.

Grupo Chilpo propuso la creación de un Comité Ciudadano, encabezado por sus integrantes para la atención de la pandemia y que el apoyo del gobierno federal y estatal realmente llegue a los hospitales, negocios y a quienes hayan sido contagiados.

También pidieron estímulos económicos para las pequeñas empresas, la suspensión de pagos de crédito hipotecario, la suspensión de créditos personales y la suspensión a los pagos de luz, agua, multas y retrasos.

Sin embargo, cuando se les preguntó qué aportarán las empresas de Chilpancingo a los ciudadanos para la prevención del coronavirus, German Téllez respondió: “vamos a visitar hospitales y en su momento podremos aportar cuando sea necesario”.

Por otra parte, pidieron que la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG) asuma el control de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) para garantizar el servicio ante la incompetencia que ha demostrado el Ayuntamiento.