CHILPANCINGO, Gro., 27 de agosto de 2020.- El especialista en temas educativos en Guerrero, Humberto Santos Bautista consideró que el mejor homenaje que la CETEG puede hacer a su dirigente, Arcángel Ramírez Perulero es “desarrollar un proyecto educativo propio que contribuya a restar el rezago educativo en la entidad”.

Indicó que lo peor que puede hacer la CETEG es lo inverso: “lucrar con el legado de Ramírez Perulero y reducirlo a bandera de lucha para negociaciones oscuras y con ello contribuir hacer más grande la brecha del rezago en la escuela pública”.

Santos Bautista envió a Quadratín una carta donde emite una postura acerca del fallecimiento de Arcángel Ramírez, víctima de Covid 19.

Ahí, el doctor en Ciencias Sociales apuntó que la única forma de honrar la  memoria y legado de lucha del dirigente cetegista, es que el magisterio disidente se organice y haga un proyecto educativo propio, para sacar del rezago educativo a Guerrero y, que los maestros no olviden de la tarea de educar en el contexto actual.

En el texto al que denominó La última batalla por la educación, en memoria de Arcángel Ramírez Perulero, el doctor Humberto Santos Bautista recordó que en marzo de 2019, él y Arcángel Ramírez Perulero  dialogaron con el especialista en educación en México, Carlos Ornelas en su visita a Acapulco, donde presentó su libro La Contienda por la educación.

“En esa ocasión Carlos Ornelas, le externó a Ramírez Perulero  que no compartía las estrategias de lucha de la CNTE y de la CETEG, porque, en varios casos, no se diferenciaban de los métodos oscuros que por muchos años  realizó el SNTE. Carlos Ornelas sostuvo que el sindicalismo oficial como la disidencia han priorizado la cuestión laboral y se olvidaban del problema pedagógico”, dice.

Y agregó que “Arcángel Ramírez le explicó a Carlos Ornelas que la CETEG tiene el proyecto de la Escuela Altamiranista, inacabado cierto, pero lo bueno es que está empezado y avanza muy despacio, después de esa conversación, Carlos Ornelas en varios de sus artículos de opinión destacó el carácter civilizado de Ramírez Perulero, a quien calificó como duros entre los duros”.

Humberto Santos sostuvo que comparte las ideas de Carlos Ornelas en el sentido de que un proyecto educativo es sin duda un salto cualitativo para Guerrero, pero que es difícil porque la CETEG tiene impregnado vicios que ya no sirven en contexto actual, “ya no sirven las tomas de edificios, las marchas, los plantones ni las consignas huecas y vacías que ya no espantan a nadie, lo que se necesita para atender los grandes desafíos, son ideas y proyectos”.

Humberto Santos Bautista es docente y experto en temas educativos en Guerrero, doctor en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco. Fue director honorario de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa en 2012, miembro de la Junta Directiva del Consejo de Ciencia y Tecnología e Innovación del Estado de Guerrero (Cocytieg).

Y es fundador del proyecto de la Universidad Intercultural del Estado de Guerrero (UIEG), además lo fue de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) campus Chilapa y actualmente se desempeña como docente de tiempo completo de esa institución en Chilpancingo.