ACAPULCO, Gro., 2 de marzo de 2018.- El fiscal mexicano Alfredo Higuera, responsable de la investigación del caso Ayotzinapa, reveló que se tiene identificado “el móvil o causa por el cual fueron agredidos los estudiantes”, aunque matizó que “los detalles no pueden ser revelados en una audiencia pública”.

En una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que celebra su 167 periodo de sesiones en Bogotá, padres de los 43 jóvenes desaparecidos reprocharon la falta de justicia y verdad en el caso. Uno de ellos, Mario César González acusó que para el gobierno “son más importantes las elecciones que ayudar a las víctimas para encontrar la verdad”.

En respuesta, el fiscal reconoció el esfuerzo de la CIDH para que se deslinden responsabilidades del caso y se hagan efectivos los derechos a las víctimas, además destacó que “el Estado ha dejado una apertura para atender las líneas de investigación indispensables” y remarcó que “el objetivo es común: encontrar la verdad completa en el caso”.

Sobre ello, abundó que “en las últimas semanas fue llegada información por demás importante” que servirá para esclarecer aspectos del caso. “Tras diversas hipótesis se cuenta con datos específicos que pueden dar certidumbre, por qué los jóvenes fueron acometidos” en la trágica noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Agregó que dicha información da cuenta del “nivel de involucramiento” de mandos e integrantes de la organización criminal que operaba en Iguala, en referencia a Guerreros Unidos, además de la “indudable intervención directa en los hechos” por parte de efectivos de diferentes corporaciones, esencialmente municipales.

Aclaró que algunos datos se ven confirmados con las indagatorias, pero que “lo veríamos con más detalle para hacer una valoración integral; no es el caso de arribar a conclusiones específicas, pero sí son elementos que servirán para condiciones conclusivas”.