PRD divorciado

El diputado Sebastián De la Rosa Peláez dio ayer una lección de política a los miembros de su partido que confunden oposición con destrucción.

En el noticiero que conducen los periodistas Federico Sariñana y Juan José Contreras en Chilpancingo, De la Rosa habló del divorcio existente entre la dirigencia estatal y el grupo parlamentario del PRD, que fue evidente el día en que Héctor Astudillo Flores presentó su Primer Informe de Gobierno.

Al igual que las demás fuerzas políticas representadas en el Congreso, excepto la de Morena, los diputados perredistas en voz de Ociel Hugar García Trujillo hicieron suyo el llamado del gobernador a trabajar en unidad por Guerrero, algo a lo que su partido azuzado por su secretaria nacional y ex candidata perdedora al gobierno del estado, Beatriz Mojica Morga, se ha opuesto.

Los discursos en la Sesión Solemne no fueron entreguistas. Cada orador subrayó tanto yerros como aciertos de la actual administración estatal. Pero al parecer en el PRD persiste la idea de que sólo lo malo cuenta y por eso dieron una conferencia de prensa a la misma hora para lanzar una serie de ataques.

En ese sentido Sebastián De la Rosa llamó a sus correligionarios a reconocer que Astudillo ha logrado estabilidad pese a haber recibido un estado convulsionado, con graves problemas financieros y que ha enfrentado varios recortes presupuestales.

Su postura generó polémica en las redes sociales, donde obviamente, la maquinaria amarilla dedicada al “trolleo” se aplicó a “matar al mensajero” y a colgarle el epíteto de “vendido” para desviar la atención.

Maquinaria que no ha dicho nada, por cierto, del cambio de postura del alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, en su relación con Héctor Astudillo.

En el PRD cada vez son menos los que siguen sudando calenturas ajenas y ponen el interés partidista por encima del de Guerrero, quienes no quieren ver que en un entorno violento lo que menos quieren los ciudadanos es que los políticos sigan ventilando sus pleitos.

¿Acaso no es incongruente que llamen a la unidad de las izquierdas, que algunas corrientes promuevan gobiernos de coalición y por otro lado se opongan a ser solidarios para que a Guerrero le vaya bien?