ACAPULCO, Gro. 19 de diciembre de 2014.- En conferencia de prensa, el presidente municipal de Acapulco, Luis Walton Aburto ratificó que no procederá legalmente contra los normalistas que esta tarde vandalizaron su camioneta y lo retuvieron por 50 minutos en la Costera Miguel Alemán, ello en demanda por la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y porque “el alcalde está desinteresado del caso”.

 

“Es presidente de nombre, es presidente porque no sabe nada, no tiene facultad para mandar a nadie. No sirve para nada”, reprocha uno de los deudos de Ayotzinapa, quien añade que el edil se ha pronunciado en favor del movimiento “nada más en los periódicos y para levantarse el cuello”.

 

“Siempre rodeado por sus escoltas y algunos funcionarios municipales más cercanos”, el alcalde de Acapulco, fue increpado en punto del mediodía por un contigente de por lo menos 250 encapuchados, todos ellos miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores para la Educación de Guerrero (CETEG), alumnos de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa o trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas que viajaban en 5 autobuses le bloquearon el paso a la Suburban en que viajaba y retuvieron por casi una hora al edil porteño Luis Walton Aburto.

 

En ese tenor, el señor Melitón Ortega (padre de uno de los normalistas plagiados hace ya casi tres meses) expresa que Walton Aburto debió intervenir en su momento para exigir al gobierno federal acciones claras en el caso Ayotzinapa, “pero hasta la fecha no hemos escuchado, no hemos visto ni un solo desplegado, ni un pronunciamiento para que se solucione nuestro planteamiento que es la presentación con vida de los 42 normalistas”.

 

Frente a dichas acusaciones, el edil de Movimiento Ciudadano expresó que privilegiará el diálogo “ya que es lo queremos y lo que necesitamos aquí en Acapulco” e inclusive dijo que participará en reuniones con los padres indignados a fin de “ofrecer soluciones, pues no queremos más problemas”, sin embargo, hizo un llamado a mantener el puerto guerrerense en calma a fin de que la economía se mantenga intacta rumbo a 2015.

 

“Yo también quiero que se haga justicia en ese sentido, pero nosotros también hemos pedido a los compañeros de la normal de Ayotzinapa y a las madres de estos jóvenes que entiendan que Acapulco vive del turismo y nosotros necesitamos que las vías de comunicación estén libres”, ratificó Walton Aburto en conferencia de prensa desde un salón del Hotel Casa Inn.

 

Por otra parte, el mandatario aseguró que estos hechos no tienen por qué alertar a quienes planean visitar el puerto esta temporada de fin de año, ya que no habrá situaciones como éstas hacia los turistas.

 

“Si yo tuve este problema es porque soy el alcalde, no hay ningún problema con el turismo. Yo de ninguna manera voy a proceder legalmente ni voy a presentar ninguna denuncia, yo entiendo el dolor de las madres de los normalistas desaparecidos” expuso el Walton Aburto al reiterar que su gobierno está en favor del diálogo y no busca confrontaciones “porque en esta situación de que me retuvieron varios minutos, es cierto, tampoco puedo decir que no, pero posteriormente yo bajé, hubo un diálogo y salimos caminando”.

 

Walton Aburto recordó que el turismo es el principal sector económico del puerto por lo que invitó a los capitalinos y el resto de la República para visitarlo, cualquiera estará seguro gracias a la instalación de la Policía Federal y la Gendarmería, mismas que desde esta tarde se encuentran realizado operaciones de monitoreo en al menos 80 colonias del puerto de Acapulco a fin de prevenir cualquier acto de violencia.

 

Al respecto, el alcalde lamentó que la policía preventiva del puerto no funcione “porque está en paro desde julio y nosotros no podemos ser responsables de los actos de otras personas, pero si voy a hablar con la Policía Federal, nunca hacer desalojos, sino para que no haya enfrentamientos y que venga el turismo a disfrutar de Acapulco”.

 

Con información de Milenio