CIUDAD DE MÉXICO, 6 de octubre de 2018.- Le bastaron 75 minutos en el campo a Raúl Jiménez para construir la jugada que le dio el triunfo a su equipo, Wolves, ante Crystal Palace y de visitante.

Al minuto 22, en un contragolpe a velocidad, Raúl culminó gran jugada con disparo raso que se fue desviado de la portería custodiada por el arquero Wayne Hennessey.

Tres minutos después, de nuevo el mexicano tiró a gol, esta vez más claro: recibió pase filtrado, disparó de parte interna y Wayne Hennessey alcanzó a manotear a tiro de esquina.

Ya en el segundo tiempo, al 56′, Jiménez, dentro del área, le regresó una pared a Doherty, quien definió al primer palo, media altura y poderoso ante la salida de Hennessey para el 1-0 final.

La nota en Quadratín México.