ACAPULCO, Gro., 15 de octubre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó “afecto y respeto” para Adela Román Ocampo, luego de que la alcaldesa del puerto atribuyó el paro de transportistas a “un golpe de Estado suave que se está dando en muchos lugares del país para desestabilizar al gobierno de (Andrés Manuel) López Obrador”.

Astudillo Flores rechazó que exista un desencuentro con la alcaldesa de Acapulco y negó haber recibido llamadas de Román Ocampo el fin de semana pasado, cuando ocurrió el paro de transportistas en la zona poniente del puerto, ante los recientes ataques a ese sector. “Yo me llevo muy bien con ella y la respeto”, dijo.

Antes, el mandatario informó que el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila acudió a Tlapa por segunda ocasión, para dar seguimiento a la investigación por la desaparición del dirigente del Frente Popular de La Montaña, Arnulfo Cerón Soriano.

En breves declaraciones, luego de la entrega de apoyos sociales en la Unidad Deportiva Acapulco (UDA), Astudillo Flores argumentó que esta noche hablará con el fiscal y no proporcionó más información.

“El fiscal por segunda ocasión estuvo en Tlapa, utilizó el helicóptero del Ejecutivo, que es para eso, para emergencias, y espero tener información mañana de algunas acciones que han realizado. Prefiero ser prudente y cuidadoso”, argumentó al respecto.

Antes, Astudillo Flores entrego apoyos en Pie de la Cuesta.