ACAPULCO, Gro., 3 de septiembre de 2020.- La Comisión de Gobernación del Cabildo porteño denegó la propuesta de la regidora María Guadalupe Cortés, quien planteó sancionar a los ciudadanos que no usen cubrebocas con multas de 800 pesos y hasta 48 horas de arraigo en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública.

En sesión este jueves, los integrantes de dicho comisión coincidieron en que los ingresos de los acapulqueños se han visto afectados en estos meses de pandemia como para agregar castigos económicos.

En entrevista el regidor Víctor Aguirre Alcaide explicó que en la reunión, en la que también participó la Comisión de Salud, se analizó la reforma al Artículo 141 de la Ley de Policía y Buen Gobierno, en la que se intentó adicionar que el uso de cubrebocas sea obligatorio con una medida sancionadora equivalente a salarios mínimos y 48 días de cárcel.

“Nosotros argumentamos que no era procedente esta medida puesto que la situación económica y social que vive Acapulco y el estado no era permitido y dos, el protocolo nacional de Salud Pública en el tema del Covid sólo está marcando que es obligatorio el uso del cubrebocas, más no sancionador, incluso la Ciudad de México dio para atrás”, indicó.

El edil también comentó el decreto para abrir bares y discotecas de Acapulco ahora que el estado pasó a semáforo amarillo, y criticó que solamente se permita la reapertura a los que tienen espacios al aire libre, pues consideró que todos deben estar bajo las mismas condiciones de sanidad que se aplican en cines y establecimientos de otros giros.

“No podemos trabajar a medias en este tema de abrir los bares, desde mi punto de vista los bares deben de abrir ya con las medidas y los protocolos adecuados y las horas permitidas, pero los bares ya se deben abrir, si los cines están abriendo por qué no los bares se pueden al igual con restricciones, sin variedad y ciertas horas”, agregó.