CHILPANCINGO, Gro., 2 de agosto de 2015.- Los familiares de las personas desaparecidas en Chilapa solicitaron la intervención de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), para encabezar la búsqueda.

El coordinador de los pueblos fundadores de la CRAC, Cirio Plácido Valerio, informó que recibió la solicitud de apoyo por parte de los familiares de las 14 personas que desaparecieron durante la irrupción armada de un grupo de 300 supuestos comunitarios.

El líder indígena reconoció la desaparición masiva de personas, pero se negó a colaborar en su búsqueda. “Nosotros no queremos problemas de a gratis”, justificó en entrevista.

Argumentó que la cabecera municipal de Chilapa no es “territorio comunitario”, motivo por el cual los policías de la CRAC no pueden ingresar armados.

De acuerdo a Plácido Valerio, el supuesto grupo de autodefensa en realidad estaba integrado por sicarios del cártel de Los Ardillos, afincado en el vecino municipio de Quechultenango y liderado por los hermanos Celso y Antonio Ortega Jiménez.

“Esos no eran ni comunitarios ni autodefensas, esos eran sicarios de Los Ardillos”, sostuvo el líder de la CRAC.

Informó que tras la desaparición masiva de personas en la cabecera municipal de Chilapa a manos de los supuestos Ardillos, varios de los familiares buscaron a la CRAC para conformar una policía comunitaria y defenderse ellos mismos de la delincuencia organizada.

En ese sentido, dijo que la CRAC sí está en la disposición de asesorar a la población para integrar su propia policía comunitaria, pero descartó la posibilidad de que los pueblos fundadores ingresen a la cabecera municipal de Chilapa “a resolver problemas ajenos”.

Por el momento informó que ya se encuentran en pláticas con los familiares de los desaparecidos, para llegar a un concenso.