ACAPULCO, Gro., 22 de junio de 2016.- Dirigentes de cuatro corrientes del PRD en Guerrero se pronunciaron en contra de que la dirigencia nacional a la que renunció Agustín Basave Benítez sea ocupada por la secretaria general Beatriz Mojica Morga, pues consideran que debe replantearse la línea de izquierda del partido ya que en la pasada elección “no se pudo ganar una sola gubernatura”.

Sebastián de la Rosa Peláez de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC); David Jiménez Rumbo, de Grupo Guerrero; Víctor Aguirre Alcaide de Unidad de Izquierda Guerrerense (UIG); y Oscar Chávez Rendón, de Izquierda Democrática Nacional (IDN), pidieron que se realice un Congreso Nacional Extraordinario y se elija una dirección nacional que prepare y organice a su partido para la elección de 2018  “y no sea un interinato solo por los meses que le restan a la actual dirigencia nacional”.

En un desplegado publicado hoy miércoles en El Sur, los perredistas señalan que “desafortunadamente al interior del PRD en el ámbito nacional y estatal, no hemos podido lograr los consensos en torno al interés general, dejando de lado los particulares”.

Destacan además que “hay marcada resistencia por mantener los esquemas y prácticas partidarias que han ido generando la pérdida de confianza de la sociedad a nuestro partido” y que en el caso de Guerrero “lo que hoy es el PRD, no es lo que los guerrerenses están esperando”.

En ese sentido, acusan al dirigente estatal Celestino Cesáreo Guzmán de estar más preocupado “en construir su corriente política y no reconstruir al PRD para la disputa del 2018”.

Le señalan el uso de las prerrogativas para pagar activistas de su corriente en vez de fortalecer a los comités municipales, que “usa los recursos de formación política para estafar a la militancia”, y que no está presente en el debate político estatal, así como al margen del trabajo de sus gobiernos municipales y de los legisladores locales.

Por lo que piden además una revisión de la integración del Comité Ejecutivo Estatal y la elaboración de un plan de trabajo que priorice el fortalecimiento de los comités municipales, rescatar los postulados de la izquierda y “promover prioritariamente una alianza de izquierda para las elecciones del 2018”.