OMETEPEC, Gro., 24 de mayo de 2018.- Unas cinco personas reciclan diariamente en el tiradero a cielo abierto de este municipio, infinidad de botellas Polietileno Tereftalato, mejor conocido como PET, debido a la falta de oportunidad y empleo.

En entrevista, Román Aparicio López narró que lleva aproximadamente nueve años recolectando embaces de refrescos y agua que el camión recolector y habitantes de Ometepec van a arrojar al basurero que se ubica dentro del ejido de la comunidad de Acatepec, a orillas de la carretera federal.

Al ser cuestionado sobre cuánto gana por realizar esta actividad, explicó que es poco, ya que “a veces en la semana salimos con 600 pesos” por venderlo en la entrada de la comunidad, en el lugar conocido como Chorres.

Aparicio López reconoció que tienen que soportar los olores pestilentes y el inclemente sol para poder obtener el sustento familiar. Aseveró que como no hay vigilancia, durante las noches la gente aprovecha para arrojar animales muertos.

Detalló que el incendio que se registró hace un mes y que quemó varias hectáreas de pastizales y basura provino de la localidad de Cruz de Corazón, pero admitió que a veces el fuego inicia en el tiradero de esta ciudad.