CHILPANCINGO, Gro., 4 de marzo de 2014. Un grupo de viudas y sobrevivientes de la matanza de Aguas Blancas se manifestó afuera del Palacio de Gobierno, para reclamar la liberación del pago de 10 mil pesos que reciben anualmente como indemnización por sus deudos.

Las viudas y sobrevivientes indicaron que la Secretaría de Finanzas dejó de pagarles la indemnización desde el año pasado.

Otro reclamo fue la falta de apoyo por parte de los tres niveles de gobierno, tras el paso de la tormenta tropical Manuel.

Recordaron que el gobierno estatal les otorgó viviendas a las viudas y sobrevivientes, como una manera de resarcir el daño por el asesinato de 17 campesinos el 28 de junio de 1995 en el vado de Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benítez, a manos de la Policía Motorizada y Judicial de Guerrero.

Estas viviendas conformaron una colonia que lleva el nombre de Las Viudas de Aguas Blancas.

Sin embargo, el gobierno las construyó en una zona de alto riesgo, en la desembocadura de un río, por lo que 11 casas sufrieron afectaciones graves durante las lluvias de la tormenta tropical Manuel, que azotó Guerrero los días 14, 15 y 16 de septiembre.

Reprocharon que a pesar de los daños y de que 11 familias se quedaron sin hogar, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no les entregara ningún apoyo.

“Teníamos que ir a otras colonias de ahí cerca para que nos dieran alguna de las despensas que entregaba el gobierno, porque no teníamos ni para comer”, expresó una de las viudas.