CHILPANCINGO, Gro., 20 de febrero de 2019.- El secretario general del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, Marcial Rodríguez Saldaña, admitió que hay personas al interior de ese partido que pretenden dar uso político a los programas sociales, pero aseguró que mientras él forme parte de la dirigencia, no lo va a permitir.

Rodríguez Saldaña acudió este martes como invitado a la sesión de la asociación civil Grupo Cuicalli, en donde indicó que se busca desvincular a Morena, como partido político, de las actividades del gobierno federal.

Recordó que se dio un caso con adultos mayores en Acapulco, y afirmó que se le suspendieron sus derechos políticos al responsable.

El secretario general dijo que se busca que Morena no sea un partido de sexenio y efímero, sino que prevalezca y se consolide como un instituto político histórico, por lo que se trabaja en su construcción y estructura.

En la participación de los integrantes fue cuestionado sobre el recorte presupuestal a las estancias infantiles, las organizaciones sociales y la posibilidad de un desarme en Guerrero; en el caso de las guarderías respondió que sí han encontrado irregularidades y corrupción en estas, por lo que se busca corregir su operación.

Sobre las organizaciones sociales, Marcial Rodríguez dijo que el gobierno federal no las ataca, sino que ha señalado que hay algunas que lucran con las personas, como sucede con los campesinos.

Del desarme, argumentó que la ausencia del Estado ha provocado que las personas busquen la manera de defenderse, aunque evitó abundar en ello, y dijo que el Ejército ya ha llevado a cabo campañas de intercambio de armas.