CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2019.- Todavía no ha habido crecimiento económico como se desea, pero existe una mejor distribución de la riqueza, admitió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En Ceremonia de su Primer Año de Gobierno, el titular del Ejecutivo federal señaló que el presupuesto público no se queda como era antes, en pocas manos, sino llega a la mayoría de la gente.

Sin embargo, calificó de finanzas sanas al registrar de enero a octubre un aumento en la recaudación de impuestos de 139 mil 699 millones en comparación con el mismo periodo del año pasado, es decir, 1.6 por ciento en términos reales. En octubre, la inflación anual la fijó en tres por ciento, “la más baja desde septiembre de 2016”. 

La nota aquí.