CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2019.- A un año de gobierno federal, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador refrendó su objetivo de lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población en lo material y espiritual.

Algo que lo llena de orgullo por lo que implica de humanismo, destacó que cuando menos un programa para el bienestar llega a la mitad de los hogares mexicanos y hasta los pueblos indígenas.

Al manifestar su entusiasmo ante un Zócalo capitalino lleno de militantes, simpatizantes, organizaciones sectoriales, invitados especiales como legisladores y secretarios de Estado, López Obrador aseguró que el 95 por ciento de los hogares indígenas ya cuenta con un apoyo de un programa de bienestar y pronto llegarán al 100 por ciento.

La nota aquí.