CIUDAD DE MÉXICO, 23 de diciembre de 2019.- La ingesta de bisfenol A, sustancia presente en contenedores de plástico y recubrimientos de envases de alimentos, podría afectar las funciones hormonales e incrementar el riesgo de desarrollar diabetes y cáncer, señala un estudio realizado en la Facultad de Química (FQ) de la UNAM.

El objetivo de esta investigación es lograr que los plásticos que se emplean en el envasado o conservación de alimentos no contengan esa sustancia y que su manejo industrial no genere residuos que terminen los cuerpos de agua, afirmó Humberto Gómez Ruiz, responsable del Laboratorio de Química Analítica Ambiental, del Departamento de Química Analítica, donde se desarrolla la investigación.

De acuerdo con un comunicado de la Máxima Casa de Estudios, el bisfenol A es un disruptor del sistema endócrino, y se relaciona con la alteración del sistema hormonal. No obstante, es muy utilizado en el recubrimiento interno de los envases de alimentos, advirtió.

Hay una correlación entre el consumo de este compuesto y padecimientos como obesidad, diabetes y cáncer, reporta el estudio universitario, uno de los primeros realizados en el mundo con una población relativamente alta (500 mujeres).

“Afecta el sistema endócrino, eso significa cambios metabólicos como adelantar la menstruación en niñas y la posibilidad de generar diabetes y cáncer en el páncreas e hígado, pero debido a la falta de más datos con poblaciones expuestas no se puede llegar a datos concluyentes”, reconoció Gómez Ruiz.

Se trata de un producto industrial empleado para la fabricación de vidrios de policarbonato y resinas epóxicas, así que también se emite al ambiente por el desecho o mal manejo en las industrias que producen estos plásticos.

Más información aquí.