CHILPANCINGO, Gro., 10 de abril de 2017.- A 98 años de la muerte del líder revolucionario Emiliano Zapata, organizaciones sociales y políticas de la capital le rindieron homenaje y reprocharon que a casi 100 años de su lucha, los campesinos aun no tienen libertad en sus tierras.

Por la mañana, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), acompañados por miembros del colectivo Insurgencia Universitaria de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), realizaron un evento denominado Una parada por la justicia en el monumento a los caídos, donde pidieron la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y elogiaron la lucha del Caudillo del Sur.

Más tarde, en el andador Zapata del Centro de Chilpancingo, el ex diputado local de Movimiento Ciudadano, Evencio Romero Sotelo, junto con un grupo de empleados y seguidores de la organización Confederación Nacional Campesina (CNC), colocaron una ofrenda floral en el monumento al líder revolucionario.

La Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) llevó a cabo otro homenaje, en el parque frente al museo de La Avispa, donde colocó simbólicamente carrilleras y un fusil a la estatua de Zapata.

En este acto, se realizó un pequeño mitin político informativo, en el que el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez Adame denunció que a casi 100 años de la lucha por Tierra y Libertad, el Estado aún tiene deudas pendientes con el campo, así como la falta de reconocimiento de las tierras.

Funcionarios y empleados de gobierno también realizaron un evento en honor a Emiliano Zapata en la glorieta de Monolitos, frente al Tecnológico de Chilpancingo, en donde se recordó la lucha del líder revolucionario y la presencia de sus ideas en esta época.

Emiliano Zapata Salazar, uno de los líderes de la Revulsión Mexicana, fue asesinado el 10 de abril de 1919 en la Hacienda Chinameca, ubicada en Cuautla, Morelos.

A Zapata se le reconoce su lucha armada al lado de los campesinos de Morelos, Guerrero y Michoacán, principalmente por el reparto de tierras que los terratenientes tenían en su poder con apoyo del gobierno de Porfirio Díaz.

Hasta la fecha, la lucha e ideales de Zapata siguen vigentes en diversas organizaciones y movimientos sociales mexicanos, además de que han sido inspiración para canciones y corridos.