CHILPANCINGO, Gro., 9 de mayo de 2016.- Efectivos del Ejército se hicieron cargo a partir de este lunes del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4) de la Secretaría de Seguridad Pública del estado en la capital, por lo que 150 trabajadores fueron reemplazados por militares.

Los trabajadores, que pidieron omitir sus nombres, manifestaron que esta mañana ya no les permitieron ingresar a las áreas 066 y 089, que se encargan del monitoreo de cámaras.

Dijeron que los militares les pidieron que abandonaran sus áreas de trabajo y se llevaran algunas de sus pertenencias como libretas y garrafones.

Asimismo señalaron que está situación también ocurre con trabajadores del C4 de Acapulco.

Los empleados se retiraron, algunos rumbo al Palacio de Gobierno, y otros se mantienen a la espera de que vía telefónica las notifiquen su nueva área de trabajo ya que desconocen qué pasará con ellos laboralmente.