CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2016.- En ocasión del “Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal”, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exhorta a todas las autoridades sanitarias del país a hacer efectivo el goce y disfrute del derecho humano a la salud, particularmente el de la Salud Materna y Perinatal, evitando prácticas que atenten contra los derechos humanos de las mujeres durante el embarazo, parto o puerperio, como lo es la violencia obstétrica.

Sobre el particular la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como organizaciones sociales de mujeres interesadas en la erradicación de estas prácticas, han reiterado que este tipo de violencia es una expresión de la violencia de género que atenta contra el derecho a la protección de su salud el cual, a su vez, se relaciona con el ejercicio de otros derechos humanos, informó en un comunicado.

La violencia obstétrica es un problema que desde hace varios años afecta a las mujeres y niñas embarazadas. En nuestro país los sucesos sobre ese tipo de violencia son una constante en la atención que se proporciona en las instancias de salud pública y privada a las mujeres en edad reproductiva, situación que ha sido motivo de recomendaciones por parte de los organismos estatales de protección de derechos humanos y de reformas en las leyes de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia, siendo Veracruz, el primer Estado en incorporar este término en la legislación sobre la materia.

Sigue la nota aquí.