ACAPULCO, Gro., 21 de agosto de 2016.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Guerrero recomendó a padres  de familia enviar a niños y adolescentes con un refrigerio saludable para mejorar el rendimiento escolar de sus hijos.

De acuerdo con un boletín, con el regreso a clases, la dependencia señaló que el primer alimento del día, es el más importante, ya que tiene como finalidad rendir adecuadamente en clases, de buen humor y ánimos de estudio.

En entrevista, la coordinadora de Nutrición y Dietética, María de la Luz Pérez Saldierna explicó que una mala alimentación en los niños tiene repercusiones en su salud, y que al omitir el desayuno, los niños carecen de vitaminas A, B2, B6 y D, ácido fólico, hierro, magnesio, fósforo, zinc y calcio.

“En las primeras horas del día necesitan más energía para rendir en la escuela. El lunch nunca debe sustituir al desayuno o comida. Es un complemento para brindarle los nutrimentos necesarios para su sano desarrollo”, detalló.

Señaló que entre los beneficios se encuentran el desarrollar habilidades cognitivas y el desempeño académico evaluado a través de la concentración, el razonamiento, la creatividad y la resolución de problemas matemáticos.

La especialista recomendó un lunch equilibrado basado en: un producto lácteo (leche o yogurt o queso), una porción de fruta o verdura de la estación (manzana, pera, guayaba, naranja, piña, sandia, uvas o zanahoria, pepino, jitomate, jícama etc.), una porción de cereal (pan integral, pan tostado, galletas integrales, tortilla de maíz o de harina) y muy importante siempre el acompañar los alimentos con agua natural.