ACAPULCO, Gro., 12 de diciembre de 2017.- El senador Esteban Albarrán Mendoza aseguró que la modernización del manejo de la actividad catastral derivará en mejoras en la actividad comercial, en el desarrollo regional y de cada entidad, a efecto de dar certeza al uso de la información y su manejo claro ante la sociedad.

De acuerdo con un boletín, desde la más alta tribuna de la Nación, el senador Albarrán Mendoza señaló que en el Grupo Parlamentario del PRI “estamos compremetidos con generar el marco juridico idóneo para eficientar las actividades relacionadas con el registro público y los catastros, en aras de fomentar la inversión privada y las actividades económicas, en un entorno de seguridad jurídica”, que estamos seguros, agregó, será en beneficio de la población.

Comentó que el sistema de distribución de competencia previsto en la Constitución, específicamente en sus artículos 121 y 115, establece que las funciones de los Registros Públicos y los Catastros están conferidos a las entidades federativas y a los municipios.

“Los registros públicos y catastros, son herramientas imprescindibles en el funcionamiento del sistema económico mexicano, a través de otorgar la certeza jurídica necesaria sobre los bienes inmuebles y las personas morales civiles, lo que coadyuva a generar un ambiente de mayor confianza e incide, de manera positiva, en las decisiones de los inversionistas”, argumentó el senador guerrerense.

Agregó que en la actualidad, el hecho de contar con una diversidad de leyes estatales en esta materia, ha impedido que los registros públicos de la propiedad y los catastros, cuenten con sistemas registrales y catastrales eficientes.

Como ejemplos, explicó, existen estados en donde aún prevalece el sistema registral de libros y en el caso de los catastros, hay algunos que todavía operan con planos y cartografía de papel, en muchos casos desactualizados.

También, dijo, la actividad catastral no representa suficientes beneficios fiscales para los municipios; se utilizan sistemas electrónicos que carecen de fundamento jurídico; los tiempos de respuesta son tardados, además de que la capacitación del personal que labora en los Registros Publicos de la Propiedad y Catastros es inadecuada, entre otros, dando como resultado prácticas ineficientes en perjuicio de la población y de la economía en su conjunto.

“Ante este escenario, es necesario contar con instituciones registrales y catastrales que brinden eficiencia, costos competitivos y agilidad en trámites, procedimientos y tiempos de respuesta”, finalizó el senador.