CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2016.- La relación México–Estados Unidos no inició ni concluyó con el proceso electoral en esa nación, sino es una relación estratégica, permanente, cotidiana y esencial para los mexicanos que viven aquí y en la Unión Americana, afirmó la canciller Claudia Ruiz Massieu, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

Destacó que con el triunfo del republicano Donald Trump, “hoy en esta nueva etapa de transición se abre un nuevo espacio, una nueva oportunidad para plantear los temas que a México le interesan para encontrar sus puntos de coincidencia, para seguir construyendo hacia el futuro con esta relación”.

“Vamos a ver, a partir del 20 de enero, cómo es el presidente (electo) Trump, México siempre ha insistido en que el reconocimiento y el respeto mutuo es la base de una relación productiva y fructífera como la tenemos”.

En ese sentido, la funcionaria dijo que el país planteará los temas de la agenda bilateral que le interesa y construir oportunidades de prosperidad.

“Fijaremos los términos de nuestra relación, que es estratégica, que es importantes para ambos países, que tiene que estar basada en el respeto y el reconocimiento mutuos”, señaló en entrevista con el programa televisivo Despierta con Loret.

Resaltó que “sin duda, tiene enormes puntos de coincidencias, nuevos términos de referencia, una nueva oportunidad de plantear los temas de la agenda pero no empezamos de cero, esta es una relación que tiene un andamiaje institucional jurídico, muy amplio, muy sólido”.

Ruiz Massieu consideró que la responsabilidad del gobierno mexicano es construir relaciones de provecho y de beneficio de los mexicanos. Por ello, dijo, “estamos buscando y buscaremos construir un diálogo de coincidencia con el nuevo gobierno de Estados Unidos, como lo hemos hecho siempre”.

Sigue la nota aquí.