ACAPULCO, Gro., 19 de diciembre de 2019.- La alcaldesa del puerto, Adela Román Ocampo atribuyó a cuestiones políticas el reporte de la Cofepris de que las playas Icacos, Suave y Manzanillo se encuentran contaminadas y no son aptas para los bañistas. 

Román Ocampo acudió a una sesión extraordinaria del Comité de Playas Limpias de Acapulco, en un hotel de la Costera, a la cual llegó con una hora y media de retraso, tras la difusión de los resultados de Cofepris, tal y como informó Quadratín Guerrero.

En entrevista posterior, la presidenta justificó que el laboratorio que hace los estudios y entrega los resultados es por parte del gobierno estatal, además dijo que su gobierno ha cumplido con todas las recomendaciones y las observaciones que han hecho, e incluso mencionó que en este año, 120 descargas clandestinas han sido tapadas.

Durante la sesión se firmaron tres acuerdos: el primero es una respuesta por parte del Ayuntamiento, presentando un estudio de las variantes, pues sostuvo que “no era posible que de un día para otro tenían 500 enterococos y al otro dia eran 15 o 50, eso resultó absurdo, entonces producto de ese estudio de laboratorio que se hizo, que resulta contradictorio, se tomó el acuerdo de monitorear Playas Icacos, Icacos 1, Manzanillo”.

Román Ocampo dijo que ahora, en este nuevo estudio pedirán que sea uno por parte de la CAPASEG, otro del laboratorio ISTA y uno más de la CAPAMA.

El segundo acuerdo es enviar a la Cofepris la solicitud de uniformizar las playas Icacos porque hay tramos que se confunden con las playas certificadas y esos no son estudiados en las pruebas, “hay tramos que les tenemos que poner un nombre y es una tarea que vamos a realizar y vamos a ponerle un nombre a esos tramos, vamos a uniformizarlos”, comentó. 

El tercer acuerdo es que mandarán una carta donde se solicitará que se modifique el calendario de monitoreo, ya que argumentó que los resultados se dan a conocer a pocos días o cuando inician los periodos vacacionales y no les dan oportunidad de corregir todas las observaciones, “que no sea al cuarto para las 12 y sea con tiempo suficiente para que tengamos oportunidad de corregir el problema que pudiera surgir”, dijo.

Insistió que todos los expertos coincidieron que los resultados que se dieron a conocer la mañana de este jueves, eran un tanto extraños y es por eso que les da la pauta para volver a solicitar un nuevo monitoreo pero con los tres laboratorios al mismo tiempo.

“Les dije que no quiero pensar mal, pero coincido con el doctor Justiniano que vayan a ser cuestiones políticas las que están haciendo quedar mal al Ayuntamiento, porque nada más en este año 120 descargas clandestinas fueron taponeadas, lo que no habían hecho antes y antes estaban certificadas todas las playas y nada más nosotros en un año hemos clausurado esa cantidad de descargas clandestinas, resulta contradictorio”, explicó. 

Abundó que “nos pone en duda, la autenticidad, la veracidad y la buena fe de los resultados del laboratorio, hay una coincidencia generalizada, ya que no es sólo en una playa, fueron varios los resultados que contienen de que estaban alterados”.

Román Ocampo dio a conocer algunos de los resultados que ella tenía de las playas, en el caso de Caletilla, indicó que el pasado 30 de noviembre la Copriseg informó que tenía 391 enterococos, el 1 de diciembre estaba en 309, el 2 de diciembre con 158 y el 3 del mismo mes eran 62; en Hornos el primer día fueron 535 enterococos, el 1 de diciembre eran 52, el 2 de diciembre 467 y el 3 de ese mismo mes 31, “es muy grande la diferencia”, argumentó. 

En el caso de la playa Icacos el último día de noviembre fueron mil 222 enterococos, el 1 de diciembre fueron cuatro mil 569, el 2 de diciembre 10 y el 3 se presentaron dos mil 495 enterococos.