CIUDAD DE MÉXICO, 20 de abril de 2020. — El Gobierno Federal confirmó que grupos criminales se han dedicado a repartir despensas en el territorio nacional, durante la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid 19, y en medio del aislamiento que se desprende por las autoridades del Sector Salud.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comparó estas dádivas de criminales a personas de escasos recursos con el huachicol, que le dejan a la gente algunos bidones de gasolina a cambio de la complicidad en llevarse pipas por el ilícito.

“Ayuda el que dejen sus baladronadas, ayuda el que le tengan amor al prójimo, ayuda el que no le hagan daño a nadie, ayuda que no se sigan enfrentando y sacrificando. Ayuda que piensen en sus familias, sobre todo en sus madres, en el sufrimiento que les provocan, que piensen en el sufrimiento de las madres y familiares de las víctimas”, reprochó.

El primer mandatario lamentó desde el Palacio Nacional, que los criminales pretendan aliviar la situación que viven los grupos más vulnerables con despensas, cuando en realidad lo que lastima más al país es la violencia que provocan sus actos delictivos.

“Que no vengan a pensar como el potentado que piensa que con una limosna ya está perdonado, eso no ayuda”, expresó desde el Salón Tesorería, durante la conferencia matutina de este lunes.

“Decirle a la gente que nosotros vamos a seguir apoyando, para que no les falte nada, y también a los que están en malos pasos, decirles que ellos también sobre todo los que no han cometido delitos graves, que no den el paso, y que más adelante, luego que pasemos de esta situación difícil les vamos a dar opciones, alternativas para que se puedan reincorporar a la vida pública y ser gentes de bien… que no se vean obligados a hacerle daño a nadie”, expresó.

La nota completa aquí.