ACAPULCO, Gro., 26 de abril de 2020.- El subsecretario federal de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez reprobó el uso de la fuerza pública y medidas coercitivas en las entidades y municipios, para alcanzar el confinamiento de sus habitantes y detener la cadena de contagios de Covid 19.

“Nos preocupa mucho que en algunos municipios se está utilizando la fuerza pública como un mecanismo de coerción directa hacia los ciudadanos y ciudadanas”, destacó.

Durante la conferencia diaria vespertina y luego de la presentación del análisis de movilidad por estados, indicó que tal medida no obtendrá resultados pues la estrategia está dirigida a los elementos estructurales que hacen que la gente se mueva y no a las personas.

“Hemos dicho que desde un punto de vista técnico, de la salud pública, ésta no es la forma preferente con la que podemos reducir la movilidad pública por muchas razones”, subrayó.

Para López-Gatell Ramírez con las medidas coercitivas contra las personas, llegará el uso de la fuerza pública, lo que hará menos efectiva la intervención y sólo promoverá más contagios.

“No existe en modo alguno un estado de excepción en México. No existe. En ningún momento se ha dispuesto la suspensión de las garantías constitucionales, de manera explícita, en el acuerdo de la Secretaría de Salud publicado el 31 de marzo que dispone estas medidas de seguridad sanitaria, explícitamente se habla de que todas las medidas deben ser con un pleno respeto de los derechos humanos y desde luego, las garantías constitucionales”, subrayó.