ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2020.- Empresarios acapulqueños repudiaron el incremento de tres por ciento al peaje en la Autopista del Sol, a partir de este miércoles, pues aseguran que se trata de un aumento desproporcionado en relación al permanente descuido de la vía, porque la mayor parte del año presenta baches.

El presidente de Restauranteros Unidos de Acapulco (RUA) Javier Reinada Carbajal afirmó que el gobierno federal dio “el tiro de gracia” a los prestadores de servicios turísticos pues habrá menos llegada de vehículos y autobuses.

“Mucha gente llega por la carretera para venir a Acapulco y lamentablemente no está en buenas condiciones y en reparación casi todo el año”, expuso el restaurantero quien exigió que en vez de incrementos se ofrezcan descuentos.

En seguida, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísiticos (Canaco-Servytur) Raúl Iracheta González pidió la intervención de los diputados locales y federales para que se consigan los descuentos y detengan el aumento.

“Ese aumento desmotiva que la gente del centro del país llegue a Acapulco”, lamentó.

El representante de los restauranteros de Playa Bonfil Diamante, Sergio Mejía Vargas dijo que hechos como el segundo aumento del actual gobierno federal en las casetas de la vía que conecta al centro del país con Guerrero, exhiben un doble discurso.

“¿Dónde está el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador cuando dijo que las autopistas eran del pueblo? Tristemente hoy dice una cosa y mañana dice otra”, cuestionó el empresario restaurantero.

Mejía Vargas indicó que los embates al sector turístico hacen temblar a los empresarios “porque en este segundo mes del año tenemos muchas sorpresas, como este aumento o que van a desaparecer los fines de semana largos”.

La presidenta de restaurantes y hoteles en Pie de la Cuesta, María Nelly Mejía Cienfuegos dijo que se perderá el poco turismo que comenzaba a llegar en la zona poniente de Acapulco, se retirará nuevamente.