CIUDAD DE MÉXICO, 6 de septiembre de 2018.- El Gobierno de Nuevo León confirmó que se rescató a 119 migrantes que viajaban hacinados en la caja de un tráiler, entre ellos 38 menores de edad.

Las autoridades locales desplegaron una operación de apoyo interinstitucional con el objetivo de brindar atención médica, alimento, agua, traslado y resguardo al grupo de migrantes indocumentados que fueron rescatados en la carretera a Reynosa.

Las Secretarías General de Gobierno, Salud y Seguridad Pública, así como la Dirección General de Protección Civil, enviaron brigadas de auxilio hasta el kilómetro 176, en el municipio de Bravo, para atenderlos, según se detalló en un comunicado.

En este punto se dio atención a las personas rescatadas (81 adultos y 38 menores), quienes en ese momento permanecían bajo resguardo de efectivos de la Fuerza Civil, Policía Militar y Policía Federal.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón ordenó además emprender las acciones necesarias para instalar un albergue hacia donde estas personas fueran trasladadas, en estricto respeto de sus derechos humanos y en coordinación estrecha con el Instituto Nacional de Migración (INM).

Un total de 100 personas presentaban cuadros de deshidratación, vómitos y mareos, derivados de las condiciones infrahumanas en que eran trasladadas, por lo que personal médico y de enfermería les brindó atención directamente en el lugar.

Entre los migrantes se encontraban dos mujeres embarazadas, una de las cuales tuvo que ser trasladada a un hospital.

La nota completa aquí.